miércoles, agosto 31, 2005

SOLUCIÓN DEFINITIVA
para elevar el nivel del futbol chileno

Anexar al territorio chileno

la totalidad de Argentina.

si no basta, anexar Brasil.

Padre nuestro,
que estas en los cielos

¿tienes que ver algo
con el efecto invernadero?

lunes, agosto 29, 2005


Me gustas cuando callas

porque hablas tan feo

jueves, agosto 25, 2005

seis de cada diez chilenos no conoce a cuatro de cada cinco
El alma pendiente de un hilo


pero y el hilo...¿de quién depende?

Cría jaibas y te pillizcarán el poto

martes, agosto 23, 2005

¿desea eliminar al autor de este blog?bombardee aquí
El candidato

a gerente general de la república

el que esté libre
de pecado

sóplame este ojo

¿un tecito, un cafecito, un vinito? ¿o algún otro diminutivo?

sábado, agosto 20, 2005

Reggaeton's way lo que pachó, pachó

viernes, agosto 19, 2005

Mi posición es clara... si no la comprende,
revise la suya.
Permuto
rodillas a medio oxidar
por
muslos firmes y bronceados
¡¡ CONTRA LA PARED !!

o bien, a favor de ella

Un escalón más
un escalón menos...

resultado de la operación: cero y que diablos

jueves, agosto 18, 2005

GUINDA

Qué estás cocinando, preguntaste, pero múestrame, dijiste y levantáste la tapa, ¿cómo? ¿una guinda? no te entiendo, una guinda, tanta agua para una guinda, tanto gas para una guinda. Te fuiste a sentar enojada, prendiste la tele, tomaste un libro; realmente estabas enojada. Eso es lo que me da rabia, empezaste con tu viejo poema, tener que aguantar estas tonterías sin sentido tuyas, una guinda, ¿porqué no te dejas de tanta huevada? Empezaste a levantar la voz a un tono asustador. El otro día la misma cosa, mira que adornar la enredadera con frutas, ¿qué te está pasando? ¿no sabes cuanto me cuesta tener que aguantar tanta tontería? te atreviste a bautizar cada una de las hojas de tu maldita enredadera...¿y sabes porqué te aguanto? porque te quiero, te amo ¿entiendes? pero eres un estúpido la mayor parte del tiempo, no sé si es apropósito que lo haces, pretendes ser original o no sé, pero ya no resulta gracioso ya no me río ¿entiendes? déjate de imbecilidades sin sentido. Tu voz se quebraba a ratos; tu voz se elevaba a un volumen tan alto, que te asustabas a ti misma; tu voz se desconocía a sí misma; tu voz pudo haber marchitado la enredadera en algún momento. Amenazaste entonces: mucho he pensado en irme, en terminar y dejar de aguantar tus sin sentidos, ¿sabías? la otra noche pensé en salir y ya.... salir no más, pero no me atreví, pero puedo atreverme si quiero y eso lo sabes muy bien; no sé si ahora me atrevería... no me atrevo, porque no sé que me pasaría una vez que cierre la puerta, no sé que haría en esa avenida, no sabría si esperar una micro, no sabría si llamar a alguien, no sabría si llorar... pensando en voz alta te digo que ahora estoy apunto de agarrar valentía y mandarte a la cresta con cada una de tus locuras, ahí veré que hacer... pero no puedo, lo sabes, por eso callas, quizás disfrutas mis lágrimas, disfrutas que yo tenga que sufrir para poder tomar una decisión que tengo atragantada hace mucho ¿porque no dices algo? ¿sigues cuidando la guinda? Recitabas... y cada palabra te costaba mucho tener que pronunciarla; cada palabra te rasguñaba desde dentro y tenías que decirlas, pues las traías desde hace mucho. Dejaste tu prédica, fuiste a la pieza, llorabas y se notaba que te costaba que salieran algunas lágrimas. Habla, mierda, habla, defiénde tus estupideces, defiende tu guinda, defiende tu enredadera, defiende la puerta perforada, ¡defiéndete mierda!, gritabas mientras se oían abrires y cerrares de cajones. Saliste, te sentaste de nuevo, te paraste, subiste el volumen del televisor, botaste el libro, entraste a la pieza... estuviste varios minutos, saliste con tu bolso, el más grande. No sabes todo lo que me ha costado hacer esto, decías dolida, decías desgarrada, decías como si empezaras a escupir sangre. Te quiero hueón, te quiero, no se qué cresta voy a hacer sola sin tí, llorabas incontrolable mientras lanzabas un torrente de garabatos que nadie podía dejar de temer; saliste de la cocina. Nadie, nadie va poder arreglarme después de esto, nadie va a entender lo que hize, no me van a creer, no van a creer que te estoy dejando, dirán que tú me dejaste, que no me aguantaste, que me echaste, no me van a creer, no sé como empezar a explicar esto, no sé a quien se lo puedo explicar, no sé a quién voy a llegar con el cuento, no sé en el hombro de quién llorar, no sé si pueda llorar y que me crean. Apagaste la tele, abriste la puerta, empezaste a salir, te detuviste, te devolviste con muchas lágrimas, entraste, pateaste el macetero de la enredadera y todo quedó lleno de tierra; la enredadera pereció morir; empezaste a salir. ¿Ves? pude, me voy. Cuando salías te llamé, me acerqué a tí. Toma, te dije, era para ti... te pasé la guinda esperando el beso que me habías prometido para cuando me dejaras.

Te fuiste.

mi último par de muelas no, por favor ¿no prefieren un colmillo?

miércoles, agosto 17, 2005

Esta tarde vi llover
vi gente correr y tú ahi tan estrujable...
En Chile, una de cada cuatro mujeres
es maltratada por su pareja

(las otras tres también se lo merecen)

En nueva y profunda acción conciliatoria proponemos:
...olvidar las rencillas del futuro
y mirar con optimismo hacia el pasado...

martes, agosto 16, 2005

conclusión

Podríamos estar todo el día discutiendo sobre este tema.
¿porqué no lo solucionamos a golpes?
¿a cuanto la enfermera?

sábado, agosto 13, 2005

Una Pausa Comercial

::: I :::

¿Cansado de los largos viajes al trabajo?
¿Aburrido de los maltratos de su empleador?

no sea imbécil, renuncie.

::: II :::

Un hombre nunca olvida
a la mujer
que le hace sentir lo que él vale...
... o lo que ella cuesta.

::: III :::

Porque su futuro y el de sus hijos no tiene precio,
usted nos importa una hueva.

viernes, agosto 12, 2005

jueves, agosto 04, 2005

Poema LXV

No sé
quién las inventó
no se
quién nos hizo ese favor
tuvo que ser dios... tuvo que ser dios

Que vio al hombre tan solo

y sin dudar
no pensó
en dos...en dos

Dicen que la distancia es el olvido
pero yo
no concibo esa razón el día que me quieras
la rosa que engalana
quisiera ser un pez

...y para saber si me corresponde
deshojo un

blanca y radiante va la novia
le sigue atras con una lágrima
en la garganta cinco sirenitas


te llevarán

hasta que me olvides...